9 Claves y trucos para la limpieza de oficinas

21 Junio 2016
| 2 comentarios
Limpieza de oficina
Dicen que no es más limpio quien más limpia sino quien menos ensucia. En cualquier caso, tengas que limpiar más o menos, te damos unos consejos para tener la oficina como una patena o como los chorros del oro.

 

  1. Colaboración

    Para facilitar la limpieza de todas las zonas de la mesa antes de iniciar la limpieza es importante retirar los objetos y recoger los utensilios que habitualmente se tienen sobre la mesa: ordenador, ratón y alfombrilla, informes, papelería, bolígrafos, objetos personales y material de oficina en general 

  2. Limpiar por orden

    Primero se deben limpiar las partes altas de la oficina como techos, paredes, ventanas y después el mobiliario general (mesas, armarios archivadores, etc.) que se limpian con un trapo blanco y productos de limpieza apropiados para esta tarea. Por último, se procede al barrido y fregado del suelo, que es siempre la última actividad a realizar tras finalizar la totalidad de las tareas de limpieza. 

  3. Limpieza de material informático

    Para la limpieza del material informático se debe hacer con una bayeta de microfibra ligeramente humedecida en agua y una solución de detergente neutro para no perjudicar los equipos. Nunca pulverizaremos directamente los equipos. Cada vez que vayamos a limpiar cualquier zona del equipo portátil, es conveniente que esté desconectado de la red eléctrica y con la batería retirada.

    Para un monitor CRT (actualmente en desuso), podemos utilizar cualquier limpiador neutro o con base de bioalcohol, pero para asegurarnos una mayor limpieza y no correr el riesgo de dañar el equipo, no debemos volcar dichos limpiadores directamente sobre la pantalla, sino sobre un paño, que luego pasaremos sobre la pantalla con movimientos suaves.

    Los monitores de LCD (pantallas de cristal líquido) necesitan un trato más delicado al ponerlos en contacto con algún elemento de limpieza, ya que si hay polvo en la pantalla, al apoyar una bayeta seca se pueden generar importantes arañazos.

    Para llevar a cabo la limpieza de las pantallas, existen paños impregnados en soluciones específicas, que resultan muy cómodos y fáciles de usar.

    Si se apreciaran manchas en la pantalla que no desaparecen puede humedecerse la tela con un poco de agua destilada para proceder a su limpieza sin presionar sobre la pantalla.

  4. Desinfección de aparatos telefónicos

    Los resfriados y enfermedades respiratorias se contagian por vía oral. Hay que tener en cuenta que los auriculares del teléfono es lo que más cerca está de nuestra boca y, por ello, lo que tendremos más cerca para coger algún tipo de contagio. Los motivos expuestos exigen que la limpieza del teléfono conlleve una desinfección.

  5. Muebles tapizados

    Son un poco complicados de limpiar, ya que están recubiertos de un textil, piel o piel sintética que en muchas ocasiones absorben la suciedad, haciendo casi imposible obtener un buen resultado.

    En sillas, sofás, sillones, etc…, si la cobertura del asiento, respaldo y apoyabrazos es textil, se aspirará diariamente utilizando un aspirador.

    Periódicamente, se ha de limpiar con una solución de champú o con productos específicos para textiles, cuidando especialmente de no mojar en exceso el asiento o la parte recubierta, ya que la esponja que contiene en el interior puede expulsar suciedad al mojarse, manchando la tapicería exterior.

    Si se diera el caso de que el recubrimiento fuera de piel natural, habrá que hidratarla periódicamente. En el mercado existen diferentes emulsiones que proporcionan excelentes resultados, cuidando y alargando la vida del mueble.

  6. Mesas, estanterías y armarios sintéticos

    La inmensa mayoría de objetos que limpiamos en las oficinas se componen de melanina, un tablero aglomerado de partículas de madera, recubierto por ambos lados con películas decorativas impregnadas con resinas melamínicas, que se caracteriza por ser una superficie totalmente cerrada, libre de poros, dura y resistente, que soporta el calor.
    Para la limpieza de estas superficies, la mejor técnica es utilizar simplemente agua y jabón. Una buena bayeta de microfibra humedecida en una solución con detergente neutro la deja perfecta.

  7. Mobiliario de chapa de madera o madera maciza

    Según los carpinteros y ebanistas, en este tipo de mobiliario no es recomendable aplicar sprays de ceras ni siliconas, ya que con esta técnica se engrasa la superficie y pierde la belleza natural que tiene. No olvidemos que la mayoría está protegida con barnices y ceras. Así pues, una bayeta humedecida en una solución neutra sería la mejor técnica para la limpieza.

    Cuando la chapa de madera o madera maciza está deteriorada, es conveniente nutrirla e hidratarla. Los productos jabonosos específicos para madera contienen esos nutrientes que necesitan, y es que no hay que olvidar que es una superficie natural y que el paso del tiempo la puede deteriorar

  8. Zonas especiales

    En el baño se deben emplear  productos desinfectantes para su adecuada higienización. La limpieza de persianas puede requerir la apertura de la caja superior para eliminar la suciedad de las láminas una a una. Esta tarea se realiza con un trapo humedecido en agua con jabón. En cuanto a las puertas, lo habitual es que sean de madera; en este caso se emplea también una bayeta humedecida en agua jabonosa para limpiarlas.

  9. Limpieza de pavimentos 

    Revestimiento textil (moquetas)
    Cada vez se instala menos, ya que es confortable y cálida, pero como inconveniente tiene un mal mantenimiento de limpieza.

    Esta superficie se deberá aspirar a diario, prestando especial atención a las zonas de más tráfico, como pueden ser la entrada, los pasillos etc.

    Pavimento duro natural
    Si el suelo es de terrazo, mármol o granito, se puede pasar diariamente una mopa de algodón, aplicando un atrapapolvo, o impregnada, con la finalidad de eliminar el polvo que se deposita.
    También se puede realizar el fregado con mocho y una solución de agua y detergente neutro, un friegasuelos que resultará perfecto, ya que no lo dañará y resaltará su brillo natural..
     

    Pavimento duro artificial
    Para este suelo se puede utilizar a diario la mopa para la eliminación del polvo y de las partículas en suspensión, o se puede fregar con un mocho sumergido en una solución de detergente y agua. En este caso, el detergente puede ser ligeramente alcalino, dependiendo del grado de suciedad.

     

Comentarios

Añadir nuevo comentario

2 + 1 =
Soluciona esta simple operación matemática e introduce el resultado. Por ejemplo para 1 + 3, introduce 4.

Últimas entradas

27 Enero 2014
Pasamos muchas horas sentados delante de un ordenador. No sentarse correctamente puede causar problemas de circulación, fatiga y malestar en la...
16 Abril 2015
Un intro desquiciante (lo sentimos pero eres la tecla más grande y fácil de golpear) que presuntamente canaliza ese momento de ira momentánea...
21 Septiembre 2015
Bic ha sido uno de los patrocinadores y proveedores oficiales de La Vuelta. Cada mañana los ciclistas estampaban su firma en el control con un...
18 Abril 2016
¿No? Pues en Japón son unos osados y atrevidos y no solo lo imaginan, sino que se lanzan a la aventura. Es cierto que en Japón ya están preparados...